AMANECER

Desde la montaña vio cómo el sol, sus rayos, emergieron desde el Este
y las sombras de la oscuridad sucumbieron ante la luz de la mañana.
Pero los tontos hicieron que dos y dos fueran cuatro
y una lágrima cayó desde lo alto, creando los océanos.

LAS OLAS

Las olas del bosque cubrieron de verde las montañas
y engulleron los sueños de los duendes
que vivían al ras del suelo.