Poesía sorda de días sin noches.

De noches sin luna,

de luna sin cielo.

Poemas sonoros sin voz

de murmullos del agua,

de ulular de búhos;

chirridos de grillos y risas de hienas.

Noches oscuras sin luz; de tinieblas;

alumbradas por quinqués de petróleo

y fogatas perpetuas.

Bosques sombríos sin ramas.

Caminos sin pisadas.

Cielos oscuros de claridad eterna:

Enseñadme las estrellas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s