Un niño sonrió al cielo y el llanto de los tenues melancólicos ensombreció los abismos porque la sombra de la nostalgia cubrió la vigilia de los odios.

Las estrellas brillaron más, aquella noche que las otras, y los luceros del alba se olvidaron de anunciar que el nuevo día sería inacabable.

El firmamento parpadeó un instante y dejó ver un poco más allá de su infinita grandeza, pero aquello fue suficiente: porque la pequeña ranura de su guiño enseñó a los hombres que, el misterio de la añoranza de ese más allá era blanco como el más puro pensamiento.

Un cielo de nubes se medio abre

Todos miraron a las alturas pidiendo que se repitieran los milagros de otros tiempos y que la luz encontrada en las conciencias de los arcángeles y santos se esparciera por los aires de este mundo porque sería bueno que la dicha del bien ajeno sirviera para derretir las telarañas del tenebro.

Y mientras unos rezaban, otros cantaban y los más pedían, surgieron del asfalto los señores del encuentro atolondrado: el que da más valor al dinero que al afecto a sabiendas de que un día el amor llorará porque no tuvo riquezas para desvariar con reflexiones de alegre transparencia                                                                                                                              

 Las colinas del adiós reflejaron en sus bordes vaporosos matices de fantasmagóricas danzas de los fuegos sagrados de anteayer.

Los ropajes de los santos se apearon de sus barreras corporales y las figuras benditas tuvieron que buscarse la vida en las ventanas de comercios sospechosos de lujuria, hasta que la reina de las hadas -que había estado escondida- salió al mundo y, enseñando su varita dijo:                                                       

“Soy la reina de las hadas, un día no lo seré. Mientras tanto, hijos míos, echo una canita al aire y el que venga, que se aguante porque yo también me acabaré”.

Los matorrales del desparpajo lloraron

2 comentarios sobre “LO QUE PUEDE PROVOCAR UNA SONRISA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s