Gloria al sol en las alturas
y, en la tierra,
sombras borrosas.

Días de hurgar en la memoria.
Noches de evocaciones, voces del tiempo.
Notas de música en forma de aguacero
que inundan el alma de recuerdos.

Pisadas en los bosques de las lluvias,
miradas a sus ramas,
a la oscuridad verde que aparenta ser una maraña                                          y marca caminos casi intransitados.

Gritos dementes de alimañas aterradas al caer en poder del enemigo.
Bosques sin asfalto.
Lechos de aguas que resbalan. Chirridos; gorjeos;
voces del más allá que se empapan de olores espesos
que apenas nos dejan respirar pero impregnan nuestras almas:

De muerte y de vida.
De vida.

Los pensamientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s