Nació para ser libre: lo sabía. Al salir del vientre de su madre, cuando le cortaron el cordón umbilical, celebró su primera liberación con tal empeño que enloqueció a todo el hospital con su berreo. 
Desde entonces, fue ganando batallas poco a poco: cuando fue a su colegio sin que su padre o su madre la llevaran de la mano; cuando consiguió permiso para ir al cine solo o con sus amigos; cuando empezó a coger él solo el autobús… y cuando la dejaron ir, también solo, a la misa de las 10 de la mañana, los domingos y fiestas de guardar (incluso se escapaba unos minutos antes del “Ite, misa est”).

Se había enamorado. Había rozado la mano de su casi novia (todavía no se lo había dicho, pero se lo diría), se le habían erizado la piel y los cabellos y se sintió flotando sobre los adoquines de la calle. Sensación extraña de libertad sin dominio del espacio.

*****
¿Para qué, libertad? Su casi novia, su amor, le había dado calabazas. Se rio de él cuando le dijo: -“Me gustas, ¿te gusto?”.
Todavía tenía grabada en la memoria la cara con que le miró. Abrió, ella, los ojos y sonrió; y cuando él esperaba ilusionado la respuesta de afirmación, de acercamiento, de amor mutuo eterno, sólo le contestó: “Soy novia de tu hermano mayor. Eres demasiado joven para mí. 
Ni siquiera le dio un roce en la mano… o en cualquier parte del cuerpo.

Desde la terraza, miraba la plaza, el parque, los árboles, los bancos, la gente que había allí abajo. ¿Era eso el mundo? A nadie le importaba lo que él sentía. La gente paseaba, hablaba, reía… algunos niños corrían.
Estaba solo. A nadie le importaba, él, nada. Solo; solo.
Su alma lloraba.
¡Plop!, pensó.
Cuando fuera mayor y se sintiera libre, aprendería a volar; podría subirse sobre la barandilla y, un día, se lanzaría.
Una paloma tuerta que ensuciaba la terraza le guiñó el ojo que no tenía; y ambos se comprendieron.
¡Ay, libertad, divino tesoro! (De escribir lo que me place).

Jorge Satrústegui

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s