De las aves que vuelan.

De los pájaros.

De los seres alados que sueñan,

a quienes dormimos:

No despertéis.

Mirad hacia dentro.

Limpiad vuestro corazón.

Y volad, volad…

El dolor tendrá esperanza

la desesperación se convertirá en regocijo.

El amor será eterno

y los pensamientos limpios.

¡Volad! ¡Volad!

Dicen las aves que surcan el cielo.

Cantan los pájaros.

Suena un disparo.

No dicen nada.

Cerrad los ojos.

No hay esperanza.

Solo hay…

la nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s