Refugio de cobardes.

Sostén de valerosos.

Consuelo de afligidos.

Temor de los rebeldes.

Donde tú estás, no amanece, Noche Eterna.

Vida nueva generosa de los pobres,

cuenta cuentas obligada de habitantes de la tierra,

que solo quisieron ser y no saben de tus amores.

No me tengas compasión. ¡Mírame!

No te temo aunque te llamen La Muerte

porque el día en que te encuentre

al dolor de esta vida gritaré: ¡Olvídame!

¿Qué te crees? ¿Por qué eres tan optimista?

¿Imaginas que borrarás a todos los de tu lista?

¿Que detendrás el Universo con tu masacre diaria?

Eres tonta y ordinaria.

Solo existe tu derrota, Negra ilusa.

Si no hay vida, ¿tú qué harías?

Tú te irías a la nada, vieja bruja.

Y nunca más te reirías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s